Contouring, Contorneado, Técnica.

Hola preciosidades!

Estoy encantada de poder estar con todas vosotras!

Me gustaría hablaros sobre el Contorneado ó Contouring que tan de moda está y que tanto nos trae de cabeza!

El Contouring es una técnica que se utiliza para esculpir de manera óptica volúmenes generalmente en el rostro y de esa manera disimular o resaltar ciertas formas. Resulta bastante favorecedor siempre y cuando se haga de manera correcta , pero…

Como se hace???

Que no cunda el pánico, es sencillo si utilizamos varios trucos.

Si partimos de la base de que el rostro perfecto desde el punto de vista de la armonía visual es el “ovalado”, vamos a intentar conseguir “engañar” al ojo con colores claros y oscuros.

Los colores claros son los que van a resaltar y hacer más visible una zona determinada, por el contrario los colores mas oscuros van a hundir y disimular las zonas donde los pongamos.

Podemos utilizar tanto productos en polvo, para pieles mas grasas, jóvenes y para quienes busquen un acabado mate-empolvado, como en crema para un acabado mas jugoso y pieles mas deshidratadas y maduras.

Usemos el que usemos tenemos que tener presente hacerlo de manera natural y conseguir que quede bien difuminado e integrado para que no se noten cortes.

Para guiarnos a la hora de saber donde debemos poner el color claro y el oscuro existen gran variedad de imágenes donde se nos muestra donde van según el tipo de rostro.

Nuestra tarea es” poner y quitar” volumen para conseguir un rostro ovalado.

Hacer esto sobre una imagen es muy sencillo, lo complicado es determinar que tipo de rostro tenemos.

Para ello nos tenemos que fijar en la estructura de nuestra cara: como son nuestros pómulos, nuestra mandíbula, nuestra frente , nuestra barbilla.

Os recomiendo tocaros, descubrir con las yemas de los dedos dónde tenemos los huesos ayuda bastante.

Si se os resiste podéis utilizar una fotografía en la que salgáis de frente, poner puntos en estas zonas e intentar unirlas trazando una figura.

Cuando tengamos claro que figura es la nuestra intentaremos trazar un óvalo encima, lo que quede fuera será lo que sobre y lo que falta será lo que mas ajustado esté al óvalo o lo que quede dentro.

Algunos ejemplos para hacerlo mas grafico.

Rostro cuadrado.

 

Generalmente presenta mandíbula mas angulada y una frente estrecha.

 

Pondremos la oscuridad en la mandíbula e intentaremos levantar la frente con un producto claro,

Rostro alargado.

Muy estrecho y con la frente y el mentón mas largos.

Ahí pondremos la oscuridad, sin llegar a la boca y a las cejas.

En la frente es importante hacerlo solamente en la parte mas alta, y no en la sien ni en los laterales.

Hay que prestar especial atención al pómulo puesto que hay que levantárlo muy ligeramente y de manera horizontal.

Recomiendo utilizar sólo colorete si no estamos seguros , puesto que podemos conseguir el efecto contrario al deseado.

Rostro diamante.

 

Parecido al cuadrado pero también presenta pómulos pronunciados.

 

Por ello no debemos pasarnos con la intensidad en esta zona

Rostro redondo. Lo mas importante es construir el pómulo y acortar la sien y al lado de la barbilla como se muestra en la imagen.

Rostro triangulo.

 

Presenta una barbilla larga que hay que acortar en su totalidad.

 

Así como una frente ancha que también convendrá acortar totalmente.

Rostro ovalado.

 

Este rostro no habría que corregirlo, pero eso no significa que no podamos jugar con los volúmenes para resaltar las formas.

Como decía al principio lo mas importante es saber donde tenemos que hacer las correcciones, pero una vez lo sabemos es algo bastante sencillo.

No tenemos que liarnos ya que nuestra cara no cambia su estructura y siempre vamos a tener que corregir las mismas zonas de una manera similar.

Al ser algo que está en tendencia solemos pecar de hacer las mismas correcciones que vemos en todas esas chicas que nos muestran su técnica. Es un error , puesto que aunque las veamos tan estupendas no nos va a favorecer aunque creamos que sí, puesto que cada persona es distinta y tiene un rostro diferente al de los demás.

Eso no significa que no podamos seguir ésta tendencia, puesto que si que es cierto que hay algunas normas generales.

Por ejemplo: A casi todo el mundo le va a favorecer poner un toque de producto claro en la zona mas alta del pómulo, y en el arco de cupido (zona superior central del labio).

Para finalizar unas últimas recomendaciones: Al poner oscuridad en el pómulo no es aconsejable partir desde la patilla a la altura de la oreja, sino desde justo el hueco de hueso que queda a la altura de la mandíbula.

Quedará mas natural ya que realmente es desde ahí de donde nacen nuestros pómulos.

Es mejor no poner mucho producto y no extenderlo demasiado puesto que hay zonas como la frente y el centro de la cara donde es posible que vayan a ir mas productos ( colorete, iluminador, polvos de sol).

Hay que tener en cuenta nuestro tono de piel ala hora de escoger el producto a usar, evitar los que sean excesivamente claros y demasiado oscuros.

Lo mejor es utilizar uno o dos tonos mas en la oscuridad y menos en claridad. También hay que huir de los productos anaranjados y rosados y de los productos con brillo en la oscuridad. Nos ayudará, imaginarnos como serian las sombras. Estas tienden mas a apagado , a grisáceo.

El color es mejor para otras zonas que no queramos disimular.

Por el contrario podemos animarnos con productos nacarados, para las zonas que queremos resaltar, como labios o pómulos y dar un acabado mas jugoso y saludable.

Ser conscientes de cual es nuestro fin! No es lo mismo un maquillaje social, donde todo esto se realiza de manera mas suave, que un maquillaje para fotografías, donde se intensificará de manera notable.

No debemos olvidar que es un engaño óptico que generalmente funciona de frente y de lejos. Si nos marcamos muchísimo el pómulo, por poner un ejemplo, de lado se nos notará una raya que no nos favorecerá en absoluto.

Podemos utilizar la norma de la claridad y oscuridad con el resto del cuerpo, nariz, cuello, escote…

Y por último, quiero hacer un reflexión: Esta bien tomarnos esto como una herramienta para resaltar nuestras partes mas bonitas, pero no os escondáis, no os obsesionéis, No todo el mundo tiene que corregirse ni de la misma manera ni en la misma cantidad.

No dejemos que nos atrapen las modas, ya que SOMOS GUAPAS, YA SOMOS PERFECTAS!

Sira Ramirez, Maquilladora Profesional