Tatel Madrid abrió sus puertas allá por mayo del 2015,

La andadura la iniciaron juntos 3 Españoles triunfadores y con sello personal indiscutible, Rafa Nadal, Pau Gasol y Enrique Iglesias.

Con ellos os podéis imaginar que el Restaurante Tatel tiene un sello inconfundible. Tatel Madrid inaguró el local de Madrid apostando por ser un referente del estilo de vida española en el mundo  así como de su gastronomía.

El nuestro, el madrileño, está situado en Paseo de la Castellana 36 , quieren abrir otros mas en Estados Unidos, México y Reino Unido.

En los aproximadamente 800 metros cuadrados y con una decoración Art Decó que me encantó…el restaurante muestra varios ambientes…

Yo fui a cenar, previa reserva, os puedo asegurar que es imposible coger mesa sin reserva previa, y has de hacerla con bastante tiempo de antelación, sino, será imposible tener mesa.

Una vez en tu mesa, tu camarero que se presenta amablemente te hace saber que él será quien te atienda toda la noche.

El ambiente es muy agradable, luces muy estudiadas , tenues que hacen aun mas agradable la estancia.

Eso si, ser puntuales.

Bueno te llaman para recordarte que tienes una reserva y recordarte el turno que reservaste y que has de ser puntual.

La carta es realmente Española.

Probamos la Ensaladilla Rusa de  cigalas, muy recomendable…asi como el Pulpo a la brasa con patata y mojo picón, también muy rico.

Tienen 3 arroces que por el nombre son muy apetecibles, los probaré si voy en alguna ocasión a medio día. Probé la Lubina Confitada muy despacio en A.O. virgen al estilo Tatel.

Y los postres, siempre dejo algo de apetito para el postre, no se terminar uan comida o cena sin un dulce…

Pastel Inglés templado con Toffee y probamos también la Tarta Tatel de manzana.

Lo mejor para mi , los entrantes y los postres! Pero no me quiero quedar con las ganas de probar los arroces!

A ver si la próxima vez que vaya es al medio día.

Un detalle a destacar y no por eso menos importante es que puedes deleitarte con música en directo que te ofrece una cantante que se pasea entre las mesas con su micrófono inalámbrico.

Un razón mas para no perder la ocasión de ir .