La India Visitarla en Navidad

Visitar La India en Navidad, ha sido uno de los viajes mas emocionantes y sobre cogedores que he realizado en mi vida.

Es algo sabido y leído en muchos textos sobre este asombroso País…su cultura, su gente, los colores y todo el despliegue de aromas y olores tan particulares para los occidentales hacen de La India ese destino que siempre te hace pensar… que nunca te deja indiferente…

Jamás olvidaré ese 31 de Diciembre en La India.

Un día donde pasé de llorar totalmente emocionada por tener la Inmensa Suerte de ver una de las 7 Maravillas del Mundo, El Thaj Mahal y llorar por sentirme impotente, al visitar uno de los Centros de acogida de la Hermana Teresa de Calcuta… en la ciudad de Agra, del cual salí preguntandome…qué puedo hacer yo por estas personas?

La India, Taj Mahal, entrada a los jardines
La india, Entrada Taj Mahal, Agra, La India

La Arquitectura de El Fuerte rojo de Agra, es tan sólo la antesala del Monumento que mas tarde visitaríamos, El Taj Mahal. Declarado “Patrimonio de la Humanidad” por La Unesco desde 1983.

Taj Mahal La India

Antes de seguir he de decir que este viaje, que fue un viaje largo, en el que tuvimos que coger, vuelos internos, trenes y viajar por carretera, fué perfecto gracias a la organización tan minuciosa y al detalle que M. José de Viajes Viaverde hizo, ya que desde aquí teníamos confirmados todos los vuelos, viajes en tren etc…

Puesto que quedarte sin un “transfer” en un aeropuerto en ese país, hubiera sido terrible, ya que allí no hay taxis como los conocemos aquí ,tan sólo “tuk-tuk”, esos vehículos tan característicos de La India…

Imposible ir a tu hotel si te falla el transfer ( los conductores de esos vehículos, por lo general, no hablan inglés) o tu conductor no acude a recogerte…hablo de un viaje normal, no íbamos de mochileras evidentemente!

La India, tráfico caótico

Entre el caótico tráfico, los Tuk-tuk se mueven como pez en el agua.

 

Son la modernización con motor de los tradicionales “risckshaw” tirados por personas.

La India, tuk-tuk
La India, mercado en Delhi

 

 

En cuanto llegas a Delhi, te llaman la atención sus calles, mercados, tendidos eléctricos…

Uno de los primeros Monumentos que visitas al llegar a Delhi, es El Raj Ghat de Nueva Delhi, dedicado a la memoria de el carismático Mahatma Gandhi. 

Un lugar sencillo, que recuerda el lugar exacto donde fue incinerado, en 1948 Gandhi.

La India, Raj Ghat Nueva Delhi
La India , Mezquita del Viernes, vista Exterior

Vista exterior desde una de las calles de La Mezquita Jama Masjid.

Mezquita del Viernes.

En Delhi también pudimos visitar una de la mayores Mezquitas de la India, La Mezquita del Viernes, principal centro de culto de los Musulmanes de Delhi.

Mezquita del viernes, Delhi

Te hacen poner esa “indumentaria”. En realidad, las zapatillas de ducha son una “deferencia” hacia los occidentales, ya que en realidad hay que pasar descalzos.

Y no me quiero olvidar de las 4 personas que nos llevaron, trajeron, y ocuparon de enseñarnos su País, haciendonos la estancia tremendamente agradable, hubo algunos más, pero ellos fueron fundamentales!

Deepak Joshi

Arti Agarwal

Dilip Singh Rathore

Nuestro conductor

En la ciudad de Amber visitamos el Jaigarh Fort o Fuerte Amber, al que accedes subiendo los 2km , mas  menos en elefante, ya que está el lo alto de una colina, coronando la ciudad.

Dentro del complejo, existen varias edificaciones palaciegas, dignas de los altos mandatarios de la época de su construcción, comenzándose ésta en 1592.

Jaigarh Fort La India

La Noche Vieja la pasamos en Agra, un día como os he comentado al principio, Inolvidable, que terminamos en una Super Fiesta que dió nuestro Hotel para sus huéspedes. Había que ponerse guapas para la ocasión!

Quisimos tener un recuerdo con el personal del Hotel, que eran como todos los Hindúes que conocimos extremadamente amables y serviciales.

Al día siguiente, el 1 de Enero tuvimos que coger un tren. Lo cierto es que la estación y el tren…nos dio un poco de… como diría, respeto?

Nada que ver con lo que estamos acostumbrados por aquí, ni en el peor de los casos, la verdad!

En la estación de ferrocarril de Agra, rodeadas de muchísima gente que luego va a subir a tu tren…el estado de las vías, los trenes, el sistema de ir a una vía a otra…sencillamente te impacta!

A pesar de todo, subimos a ese tren!

Y como íbamos en clase “Vip”, nos pusieron almuerzo. No teníamos “cuerpo” después de la Noche de Fin de Año para tales manjares.

Una vez en destino, nuestro conductor, nos recogió, el se había adelantado por carretera la noche anterior…y por toda La India, puedes ir viendo imágenes como las siguientes…no es algo casual… La India es así.

En esta población estaba todo el mundo en la calle y plaza del municipio, porque según nos explicaron era un día festivo local.

Tiendas de telefonía móvil.

Sin comentarios.

Zona Comercial de una ciudad de paso.

Sin comentarios.

 

Después volamos hasta otra región donde visitaríamos la famosa ciudad de Khajuraho.

Las edificaciones todas dedicadas y adornadas con esculturas eróticas. Realmente todos los edificios son preciosos.Y más si piensas que no hay una sola escultura igual! 

De vuelta a Delhi…había que navegar por el Ganges, y ver la una de las ceremonias que todos los días, y dos veces al día, hacen los monjes en ese lugar.

Impresionante los creyentes que acuden!

Realmente os podría poner muchísimas mas imágenes de La India, este País tan, tan, tan especial…

Tan sólo comentaros algo que sólo allí me ha pasado…tener la sensación de que vas a morir en un accidente de tráfico constantemente!

No por el caos circulatorio en las grandes ciudades, no…

En las carreteras, por la noche, los coches NO ENCIENDEN LAS LUCES! Tan sólo pitan, y dan la luz larga, (deslumbrando al conductor) cuando sospechan que viene otro vehículo en sentido contrario! Con lo cual, siempre piensas: ahora!, va a ser ahora cuando muera! En mitad de una carretera de dios sabe donde en La India! Después de varios días no logré acostumbrarme, siempre tuve esa sensación!

De cualquier forma,tengo un recuerdo imborrable, tanto por la innegable belleza histórica del País, como por sus gentes.

Ir a La India, siempre te hace reflexionar, volviendo con una sensación agridulce, aunque muy satisfactoria.

Uno de mis mejores viajes!