Iluminador y corrector, como utilizarlos y diferencias

Iluminador y corrector, he ahí la cuestión! 

Hemos visto seguramente innumerables tutoriales de maquillaje y leído en mas de una ocasión términos tales como “zona alta del pómulo”, “arco de cupido” etc…

Y ahí que pongo? Iluminador y corrector? o sólo uno de ellos?

Primero vemos las diferencias, y después actuaremos en consecuencia.

Iluminador.

Lo emplearemos para dar toques de LUZ a nuestro maquillaje.

Existen varios tipos , a saber; líquidos, en crema y en formato polvo. 

Según sea el formato, los tendremos que utilizar antes de aplicar la base de maquillaje, o mezclandolo con la misma, siempre que sean los líquidos o en crema.

Ya que los Iluminadores en polvo Siempre se aplican cuando el maquillaje está casi terminado!

Iluminador y corrector aprende a utiizarlos

Corrector.

Sirve para disimular o tapar pequeñas o medianas imperfecciones, tales como algún granito, alguna mancha solar, rojeces o bien unas ojeras incipientes.

Una regla de Oro que no has de olvidar:

Nunca se aplica Iluminador y corrector en la misma zona, puesto que uno destaca la zona haciéndola mas evidente y el otro trata de ocultarla, intentado hacerla menos visible!

También cabe destacar que es importante la cantidad de Iluminador que ponemos, si nos pasamos podemos parecer una bombilla!

Además hay que prestar mucha atención al tono del Iluminador y el Corrector!

Este último has de escogerlo con cuidado, puesto que existen varios colores, y cada uno de ellos tiene una finalidad.

En este Blog Cosmética ya te explicamos los distintos colores y usos de cada uno!

Una forma de acertar con el Iluminador es escoger un tono marfil ( de esa gama) suelen ir bien a casi todas las pieles!

Se hacen mas necesarios en época invernal donde nuestra piel suele estar mas apagada.

Y para terminar, no te olvides de los polvos matificadores, que has de utilizar aunque emplees el iluminador.

Aunque cada cual en su sitio; los matificantes en la zona T, centro de la frente, nariz y mentón!