Adorado por muchos, desde hace años…y despreciado por otros tantos….

El Resveratrol, forma una MUY IMPORTANTE parte de esos “complementos” nutricionales, que nos aseguran una mejor calidad de vida…

Un antioxidante, innegable, que ayuda a nuestras células a luchar contra los radicales libres…responsables de nuestro envejecimiento!

La controversia llega, cuando lees los tratados científicos tanto a favor como en contra…

No porque el Resveratrol, no tenga las propiedades antioxidantes que se le atribuyen…

Sino, porque aun cuando las tiene, según que tratados leas ( y os puedo asegurar que hay muchísimos) es eficaz para nuestro organismo…o tan sólo es otra “patraña” más de marketing y publicidad fraudulenta…

resveratrol, realmente funciona?

Los que le atribuyen propiedades de “la eterna juventud” aseguran…que es bueno, y esto lo he leído en muchos artículos, para si no curar, si mejorar múltiples enfermedades…

Entre ellas, diabetes, hipertensión, obesidad, incluso algunos tipos de cancer…

Pero, los estudios que dicen NO! al Resveratrol…se basan y observan, lo que ya os he comentado en varias ocasiones…

Si el principio activo no llega a su diana….de nada sirve!

Y lo cierto es que, basándose en HECHOS CIENTÍFICOS… existen tratados sobre la imposibilidad de que el Resveratrol, ingerido por boca, tal como nos lo ofrecen…

Llegue a ser de alguna manera beneficioso para nuestra salud!

Vemos en que se basa tal afirmación?

1) Ausencia de ensayos clínicos.

A pesar de la existencia de innumerables estudios científicos elaborados con organismos modelo como la levadura, el gusano, la mosca o incluso algún animal superior…

 No existen ensayos clínicos en los que fundamentar ninguna acción beneficiosa sobre humanos.

2) Uso de concentraciones indebidas.

Las concentraciones de Resveratrol que se emplean en los productos que se comercializan son muy inferiores a las que se han demostrado que tienen algún tipo de efecto in vitro en los organismos modelo anteriormente citados…

Por no hablar de los cientos de litros diarios de vino que habría que ingerir para alcanzar dosis de Resveratrol significativas..

U  Hongos Polygunun Cuspidatum, que contiene 10 veces más cantidad de Resveratrol que las uvas.

3) Derivados del Resveratrol.

Este compuesto al ingerirse oralmente puede ser rápidamente absorbido o transformado en otros compuestos secundarios (principalmente dímeros o trímeros del Resveratrol, macromoléculas) antes de llegar al órgano donde se busca el efecto positivo.

Debido a ello o se buscan transportadores del Resveratrol o se estudia el efecto sobre la salud de los compuestos secundarios en los que se ha transformado este antioxidante.

4) Uso de pHs indebidos. IMPORTANTÍSIMO Y AUN NO RESUELTO!

El Resveratrol es altamente insoluble en disolución acuosa a pHs ácidos o neutros.

Sin embargo, a pHs básicos aumenta espectacularmente su solubilidad.

Debido a ello muchos grupos de investigación realizan sus investigaciones a pH 9 o pH 10 salvando así el inconveniente de su insolubilidad a pHs inferiores.

Sin embargo, se olvidan de un pequeño detalle…

El grupo responsable de las propiedades antioxidantes del Resveratrol se deprotona a pHs aproximadamente superiores a 8 (su primer pKa) por lo que en esta zona de pH…

Aunque el Resveratrol sea más soluble, no sirven para nada sus estudios como agente antioxidante.

5) Activador de sirtuinas.

Durante muchos años la comunidad científica ha dado por sentado que el principal mecanismo por el cual el Resveratrol podría combatir el envejecimiento era a través de la activación de las “sirtuinas”, una clase de enzimas que afectan al metabolismo celular regulando la expresión de ciertos genes.

Sin embargo, un estudio publicado en 2010 en la revista Journal of Biological Chemistry,  demuestra que esto no era cierto!..

Y todo se debía a un artefacto de experimentación in vitro, una vez mas, por lo que hay que buscar nuevas vías de actuación del Resveratrol.  

resveratrol, elixir de juventud dudoso

6) La guerra de empresas farmacéuticas y la publicidad.

No creo sinceramente que sea beneficioso el hecho de que determinadas empresas farmacéuticas estén subvencionando estudios científicos que..

No solamente avalan las propiedades científicas de su producto, sino que destrozan al producto de la competencia.

Esto no lo digo yo, si no investigadores de reconocida reputación!

Las casas comerciales no escatiman imaginación sorteando hábilmente las normas de publicidad engañosa y vendiéndo el producto como el auténtico elixir de la juventud

Además, si consiguen que su producto sea considerado un producto natural, las empresas pueden enriquecerse sin invertir en ensayos clínicos.

De todas formas, la misma, o más culpa, podrían tener algunos grupos de investigación que, “ceden” su imagen para que en la publicidad del producto pueda ser escrito aquello que tanto gusta al consumidor de…

“Avalado por el grupo de investigación fulanito perteneciente al centro menganito….”.

Visto lo visto…leído lo expuesto…

Realmente crees que el Resveratrol es el Elixir de la Juventud?

Yo, la verdad…tengo mis serias dudas.