Cuando reservé mesa en El Hortera… ibamos a ser un grupo distinto al que finalmente acudimos…

En realidad se convirtió en una noche de reencuentros muy, pero que muy agradable…

Mis amigos Leo y Horacio estaban en Madrid de paso y puesto que su vuelo de vuelta a Miami despegaba a la mañana siguiente, pudimos volver  a vernos!

Inauguración de El Hortera

Esta frase forma parte de la identidad de El Hortera

Y con esta premisa, abrieron sus puertas en Diciembre pasado.

El logo, contundente, que no deja indiferente…habla también de lo que te puedes encontrar…

Aunque, no te Con-Fundas…

Los platos están creados por Javier Aranda, un dos Estrellas Michelin!

El local fué primera sede de la Bolsa de Madrid .

 Un espacio emblemático que fue capilla, bolsa, y luego varios restaurantes .

De tres plantas y con posibilidad para varios espacios, este restaurante es TODO, menos aburrido!

Para Aranda, es un sitio de diversificación…donde poner su saber hacer…para que El Hortera lo adapte al espíritu del restaurante.

Muy en su linea…

La Carta no podía ser menos Hortera

Animal Print!

La Barra coronoda por el Logo en Brilli Brilli que además Gira!

A nosotros nos dieron mesa en el Salón principal “El Banquete del Hortera”

Arriba hay cuatro salones mas y tres ambientes.

Primero está el “Salón Confusión”, llamado así por Javier Aranda.

El más grande para comer, dominado por un neón que reza “Plástico es fantástico” y por un gato de la suerte haciéndote la peineta, con una decoración tan hortera y estilosa como podías esperar, firmada por Parodio.

Y luego dos privados: el Picnic y el Karaoke Koreano.

Los dos para un máximo de 10 personas y donde puedes pedir a la carta o cerrar un menú antes.

Porqué ir a El Hortera?

Bien, el Objetivo es no dejarte el bolsillo comiendo de la mano de un Dos Estrellas Michelín, en un ambiente sorprendentemente agradable, único y divertido …

Donde la gastronomía,aunque podría parecerlo, para nada es secundaria…

Poder disfrutar y compartir con amigos!

Yo también soy Hortera, Y tú?

Gracias por leerme