Las ojeras son ese enemigo que suma años, evidencian cansancio y, podríamos decir que dan aspecto, incluso de tristeza.

La mayoría de las veces las “alimentamos” nosotras mismas…

Hello! Soy una ojera!

El estrés, la falta de sueño, la fatiga física y psicológica y como no…nuestra alimentación…

La edad influye, claro está pero se pueden tener desde muy joven!

Y aunque pueda parecer que el “enemigo” siempre gana, no es tan así!

Hello! Soy una ojera!

QUE NO HACER...

  1. La piel de esta zona es especialmente delicada, mucho mas delgada que la del resto del rostro, así que debes de Hidratarla a conciencia! Cuanto mas deshidratada esté, mas pronunciada será la ojera, así como las arrugas!

  2. No te compres el primer corrector que pilles! Seguramente vas a necesitar varios, quizás mezclados o superpuestos!

  3. Si las tuyas son muy oscuras ,en tonos morados, evita los tonos beigs claritos que las harán mas evidentes! Hello! Soy una ojera!

4. Atenta a las texturas! Si tienes una piel con tendencia a la deshidratación, o muy seca, necesitarás que sean fluidos (aunque tengan menos duración) para que no se te cuartee y no te salgan arruguitas.

5. Y aunque pueda parecer lo contrario, utiliza las texturas cremosas si tu piel es jugosa o si le vas a añadir un plus de hidratación a la zona.

6. Olvídate del dedo. Aplicamos el corrector siempre con pincel! La mayoría de los correctores ya vienen con su pincel.

7. Si NO tienes arruguitas, aplica polvos traslúcidos si no…déjalo estar, porque te marcaran mas las arruguitas!

Kendall Jenner! Ni sombra de ojeras!

Que Hacer?

1. Primero aplica la base de maquillaje para perfeccionar todo el rostro y sobre aquellas superficies que se han quedado con irregularidad cromática, aplica el corrector.

A pequeños toques, esto es, extiéndelo sin arrastrar (porque estarías eliminando la base de maquillaje). Y recuerda lo que te he explicado con anterioridad sobre los polvos traslúcidos.

2. Hidrata la zona que vas a corregir, evitará que se absorba demasiado rápido y, por tanto, desaparezca.

3. No es lo mismo el corrector de ojeras que de granitos. Ni de tono (el de granitos debería ser verde para combatir el rojo) ni de textura, recuerda que la zona del ojo es más sensible y debe ser de una fórmula fácil de extender. 

4. La cantidad adecuada. No es un fondo de maquillaje, sino una corrección puntual. Aquí MENOS ES MAS!

5. Elige bien el tono según el tipo de ojera que tengas. Melocotón y naranjas para las mas oscuras y violáceas…

Gracias por leerme