Efectos del tabaco en la piel

Efectos del tabaco sobre la piel.

Como podrás adivinar, este vicio feo, caro y mal oliente sólo hace juego con una piel fea, arrugada y sin vida.

No encontrarás a ningún medico que te diga que el tabaco, si fumas poco, no importa.

De hecho, el tabaquismo ( no descubro nada nuevo, lo sé) es el detonante de la mayoría de enfermedades pulmonares y como derivadas de ellas, insuficiencias coronarias etc…

Pero lo que nos ocupa hoy es Como afecta el tabaco a la piel?

Efectos del tabaco en la piel

Uno de los efectos mas negativos del tabaco en la piel es que destruye los fibroblastos, que son las células que generan el colágeno. Empezamos mal, verdad?

Por lo que la piel al tener menos cantidad de estas células es incapaz de fabricar el colágeno necesario, y como consecuencia de esto…la piel se vuelve menos elástica.

Y que pasa cuando algo que debe de ser elástico pierde esta propiedad? Se rompe! Glups!

Si ya se lo que me vais a decir: *pues yo no noto que se me rompa la piel*… ten en cuenta que hablamos a nivel celular; la consecuencia de esta falta de elasticidad suele ser , falta de tono, flacidez…

Quien dirías que es la fumadora de estas gemelas?

Efectos del tabaco en la piel

Otra de las estupendas consecuencias de los Efectos del tabaco en la piel es que aumenta la vasopresina, una hormona que eleva la presión arterial y en las mujeres además hace disminuir los niveles de estrógenos.

Y que pasa cuando nuestros niveles de estrogenos empiezan a disminuir? Las que hemos pasado ya por la menopausia lo sabemos: sequedad en la piel y atrofia. Glups!

Existe algo que una fumadora pueda hacer para paliar estos efectos?

Evidentemente la respuesta es obvia: dejar de fumar.

Pero esto no es algo que suela ser fácil, lo  se…aunque no es imposible!

Si no dejas de fumar al menos intenta que tu piel esté lo mas limpia posible, tu alimentación sea rica en antioxidantes y siempre debes utilizar Cosmética de calidad adaptada a tu edad!

Introduce alimentos ricos en vitamina C , vitamina B y ácido fólico: brocolí, kiwi, frutos secos, sandía y melón en verano….

Y si te lo puedes permitir, vete a un buen centro de medicina estética y prueba con algún tratamiento que te de luz a la piel, y te quite ese tono grisáceo de piel cetrina por falta de oxigenación o quizás te puedas hacer algún tratamiento de peeling suave para mejorar el estado general de la piel, tensarla ligeramente y de paso hidratarla en profundidad.

Todo esto funcionará muchísimo mejor si a la vez eres capaz de dejar de fumar.

Gracias por leerme. Comparte si te ha gustado