Mente y piel. Afecta el estrés a el estado de tu piel?

Mente y piel. El estrés puede hacer cambiar tu piel.

Cuando hablamos de la piel y las enfermedades que la afectan, nuestro pensamiento va siempre desde el acné pasando por por diversas dermatitis etc…

Pero que pasa cuando el problema no está en este órgano, en la piel?

La piel se ve afectada por nuestras preocupaciones, por nuestro estado de animo?

La respuesta claramente es SI. Y a los 50 puede llegar a ser realmente devastador y catastrófico.

La piel reacciona con nuestra mente.

Mente y piel

Tanto es así que nuestra piel reacciona, piel de gallina, cuando escuchamos una melodía que nos gusta ( a mi me pasa siempre que escucho la banda sonora de “Memorias de africa”) o quizás, cuando estamos viendo una película que nos infunde miedo y terror.

Esto es así puesto que Mente y piel (el sistema nervioso central) están íntimamente relacionadas, me explico:

 Derivan de la misma capa embrionaria, es decir, el mismo grupo de células que cuando somos tan solo un embrión con horas de vida, darán lugar a la piel, son las que dan lugar al cerebro, y siendo así no es de extrañar que determinadas enfermedades, incluidas las dermatológicas, empeoren o se desencadenen en periodos estresantes.

Algunas enfermedades se agravan según nuestro estado mental: psoriasis por ejemplo, así como ciertas enfermedades de la piel se agravan con enfermedades mentales…depresión etc…

Mente y piel

El estrés sufrido por el maltrato psicologico es uno de los que mas afecta a el estado de tu piel sea del tipo que sea.

Este sufrimiento puede darse no sólo por sentir un trato “abusivo y vejatorio” , sino también por estar pasando por una situación complicada, que no está en tu mano cambiar ni resolver pero has de soportar si o si.

Cuidar de una persona enferma, puede llevar a “destruir” a la persona encargada de cuidarla.

Este era mi aspecto cuando tuve que pasar por esto último, durante un largo periodo de tiempo.

Mi cara, mi piel y aspecto reflejaba el momento tan complicado

Mente y piel, sufrimiento psicologico

Fue una época muy difícil donde daba lo mismo las cremas que me pusiera, mis ojeras eran pronunciadas, piel seca y sin luz, descolgada…

Hasta que no cesó la situación, mi piel y aspecto no mejoró.

Mi piel era el fiel reflejo de lo que estaba pasando en mi mente, preocupación extrema e irresoluble por mi parte, puesto que no dependía de mi cambiar la situación.

Mente y piel decían lo mismo.

Gracias por leerme. Comparte si te ha gustado