Practicar deporte sin dolor articular es posible en la menopausia

Practicar deporte sin dolor en la menopausia, he ahí la cuestión.

Muchas mujeres que hacían ejercicio hasta entonces, llegada esta nueva etapa, dejan de hacerlo alegando que ya no pueden porque son mayores, y les duelen las articulaciones!

Si cada vez que nos duele algo, dejamos de hacerlo…prácticamente estaríamos la vida sentadas y a los 40 en silla de ruedas.

Es cierto que las articulaciones con la menopausia pueden llegar a ser un “engorro” : desgaste, osteoporosis, falta de lubricación…que me vas a contar!

Con mi historial como bailarina profesional de danza clásica, te aseguro, querida amiga, que algo sé de esto.

Practicar deporte sin dolor articular en la menopausia

Pero la solución para practicar deporte sin dolor articular en la menopausia, no es precisamente dejarlo de practicar…

Sino hacer ciertos cambios a la hora de practicarlos, y a la vez ayudarnos para fortalecer las articulaciones.

Primero y principal: Ejercicios de bajo impacto.

Si antes corrías , quizás deberías de pensar en adaptar tu actividad y empezar a andar.

Correr se considera un ejercicio de alto impacto…y dañará mas tu articulaciones que si andas ligero, pero, no dejes de hacerlo.

Estirar en frio? No gracias.

Eso de estirar antes de comenzar tu rutina, dejaselo a los que tienen menos edad, estira siempre cuando tus articulaciones estén algo lubricadas…

Cosa que conseguirás iniciando tu rutina sin grandes impactos y manteniendo este “calentamiento” al menos 10 minutos.

Ahora si que debes de estirar! Y no te olvides de estirar al terminar, esto es muy importante!

Estiramientos mantenidos para elongar tus tendones antes de que se enfríen.

Una tendencia bastante habitual en la menopausia es que vamos engordando sin darnos cuenta, y a la vuelta de 3 años nuestro cuerpo ha cambiado su forma, porque resulta que nos hemos puesto 10 kg que antes no estaban.

Si quieres mantenerte activa sin dolor articular, debes de mantener tu peso ideal. El sobre peso además de ser malo para otras tantas cosas, también es malo para nuestras articulaciones, que tienen que cargar con el.

Calzado? el adecuado para cada deporte.

Cuantas veces he oído, por ejemplo; no me voy a comprar unas zapatillas para andar porque con estas voy muy cómoda!

Os imagináis a Garbiñe Muguruza jugando un partido de tenis con unas zapatillas de estar por casa? Son cómodas, no?

Es muy importante que el calzado sea el adecuado y el mejor que nos podamos permitir para cada actividad deportiva. Nuestras articulaciones lo notarán mucho!

Yo renuevo mi calzado deportivo para preservar mis articulaciones

Practicar deporte sin dolor articular en la menopausia
El calzado es primordial para preservar las articulaciones

Las lesiones hay que tratarlas de inmediato.

Hacerte daño, y lesionarte siempre debe de ser tratado, pero en la menopausia es prioritario no hacernos las duras.

Las lesiones que con 20 años cursan y arreglan rápido, en la menopausia se pueden complicar, haciendose más difícil su total recuperación.

Si quieres practicar deporte sin dolor articular, trata tus lesiones rápidamente!

El hielo, nuestro aliado!

Si después de tu actividad notas algo inflamada una articulación, ponte hielo envuelto en un paño, servilleta ( nunca directamente en la piel, te  puede quemar).

El hielo es analgésico y rebaja la inflamación.

Yo tengo en mi congelador 2 bolsas de habas congeladas que se amoldan muy bien a cualquier articulación.

Vitamina D para mantener huesos fuertes.

En la menopausia es vital tomar la suficiente Vit. D para mantener los huesos fuertes, pescados grasos, como el salmón, el atún y la caballa se encuentran entre las mejores fuentes de vitamina D.

Los ejercicios de fuerza son importantes para mantener la masa muscular que con la menopausia se puede degradar rápidamente si no la trabajamos.

Resumen para Practicar actividad deportiva sin dolor articular en la menopausia:

1 Adapta tu actividad a tus necesidades y edad

2 Estiramientos mantenidos, No balísticos después de la actividad

3 Vigila tu peso y alimentación

4 Calzado adecuado a tu especialidad deportiva

5 Lesiones tratadas inmediatamente

6 Suficiente Vitamina D

Recuerda: para presumir hay que sufrir? Uhmmm, lo justo!

Gracias por leerme. Comparte si te ha gustado