Adapta tu alimentación en la menopausia

El secreto de permanecer delgada en la menopausia , no pasa por una sóla acción.

Afortunadamente no todas las mujeres tienen los mismos trastornos debido a la menopausia, pero uno de los más comunes es empezar a coger peso año tras año, aun comiendo prácticamente lo mismo.

Y lo cierto es que las dietas no suelen funcionar como cuando tenías 35 o 40 años, porque tu cuerpo, tus hormonas, también han cambiado, haciendo que la forma de quemar las calorías también cambie.

El que quita la ocasión , quita el peligro. Ojos que no ven, corazón que no siente.

La primera frase hay que implementarla cuando vas a la compra, que por supuesto has de ir con el estómago lleno o al menos sin hambre.

La menopausia y una de sus “delicias” , nos puede hacer compulsivamente cuando tenemos hambre. Y lo peor, la señal de STOP ha desaparecido del lenguaje de nuestro estómago…haciendo que comamos hasta sentirnos llenas como pavos.

A la compra siempre sin hambre y por favor evita los pasillos de todo aquello que ya sabes que no debes comprar: snacks y todo tipo de bolsas de “porquerías” llenas de hidratos de carbono, glutamato (para que sigas comiendo y comiendo) y bebidas con alcohol.

Si esta parte la has hecho bien, la segunda frase te resultará mucho más fácil.

Porque el secreto de permanecer delgada en la menopausia es cambiar tu alimentación hacia una alimentación , sana e inteligente.

Si no tienes en casa porquerías, si no las ves…difícilmente vas a comerlas, no es cierto?

Concédete el beneficio de no las compro, no las veo, no las como.

No compres comida basura

Luego ya tenemos en casa todo lo necesario para cuando lleguen esos momentos de “visita ineludible al frigorífico” encuentres sólo cosas sanas y bajas en grasas: fiambre de pavo, atún natural, y bebidas sin azúcar ni alcohol.

Una de las cosas que más me gusta, es hacerme té y ponerlo en botellas de agua con unas gotas de estévia. Resulta refrescante, y tu cerebro lo procesa como bebida alternativa al agua, que muchas veces puede cansar.

 Pero si no tienes tiempo de hacerte tus bebidas sanas, ahora han sacado unas bebidas sin azúcar con multitud de sabores, mi favorita es la de Fontvella Sensación sabor manzana verde. Me encanta y fría está mortal!

Ah otra cosita, si necesitas ver y comer algo dulce, ya que los cambios no se consiguen de la noche a la mañana… chocolate negro sin azúcar o endulzado con estevia.

La sensación de recompensa la cubres con un par de onzas como postre después del almuerzo.

Pero qué pasa cuando salimos a comer o cenar? Cual es el secreto de permanecer delgada en la menopausia aun haciendo vida social?

En tu cabeza has de poner siempre este letrero en neón y bien visible:

Cantidades pequeñas, y si es por la noche un sólo plato y porsupuesto… no hay postre.

Y por último y para terminar, si ya tenemos una compra sana, en casa no hay tentaciones que nos hagan arrepentirnos y al salir fuera logramos elegir bien…

Siempre has de aplicar otra “máxima” que he de confesar yo no cumplo en el desayuno: desayunar como rey, comer como príncipe y cenar como mendigo.

Soy madrugadora por naturaleza y me resulta imposible comer nada al levantarme, lo cierto es que hasta a medio día, no tengo hambre.

Sigue estas “normas” de buena conducta y observaras que pese a tener la menopausia, seguirás delgada.

Gracias por leerme. Comparte si te ha gustado